miércoles, 16 de junio de 2010

Soy tu prefijo y tú mi raíz.

¿Qué se siente siendo un lexema? ¿Cómo es tener un significado independiente?
Soy un incomprendido gramatical: paso desapercibido porque tú acaparas toda la atención.
No me puedo definir sin ti. Me consolaré sabiendo que te modifico.


No hay comentarios: