miércoles, 24 de marzo de 2010

Carta al amigo enamorado

Querido amigo:
Algunos dicen que el amor no existe. Otros que no saben lo que es. Y una inmensa mayoría se pasa media vida huyendo de él, para al final quedar atrapados en una fuerza insondable que hay que saber controlar. Hay muchas clases de amor, muchos modos distintos de amar, y todos ellos... que cada uno complete la frase con su experiencia.
Permanecer en la oscuridad, escondido del amor y arrastrado por la sombra de los celos, por el deseo de ser amado, te lleva a plantearte si el amor es un sentimiento positivo o negativo. Y pensar eso, a menudo conlleva que el amor se transforme en sufrimiento. En dolor.
El dolor es un viejo conocido. Habéis sido compañeros de camino en varios momentos de la vida y ya no te sorprendía su presencia.
Lo que no esperabas es volver a sentirlo de nuevo, ahora que tu vida tiene sentido y el mundo ha dejado de estar al revés. En éste instante sientes que vas a perder la razón, la cordura, si es que alguna vez has tenido tal cosa.
Querías olvidarlo todo, empezar de cero, pero no querías reinicar también esa sensación.
¿Qué se siente cuando redescubres que en realidad no has cambiado? ¿Qué los sentimientos es sólo un nombre que se le ponen a las sensaciones que no podemos describir? ¿Qué sigues siendo un trozo de hielo... que se derrite?
A veces el dolor vuelve a transformarse en amor. Quién sabe cómo terminan las historias que aun no han podido empezar. Pero no sirve obsesionarse con lo que no está en nuestra mano cambiar. Veo como te pierdes, en tu pozo de sombras con recuerdos escondidos, y siento que el amor no puede ser eso. Pienso que el amor es sólo la sombra de la verdad de otro sentimiento mayor que no podemos describir con palabras. Si creyeras en el alma, entenderías que el amor es la unión de dos personas, más allá del contacto físico. Más allá de las palabras de amor.
Te escribo esta carta, querido amigo, porque el amor, sino es verdadero, se irá. Pero la amistad siempre se queda. Aunque esa amistad, también tiene que ser verdadera. La amistad, al fin y al cabo, es otra forma de amar.
Ahora, querido amigo, juzga tú si el amor que tienes delante es realmente eso, o sólo un reflejo de lo que deseas sentir. Y escucha las canciones de amor teniendo en cuenta que lo que tú veas en ella, será algo diferente a lo que ve quien la compuso.




No hay comentarios: